BIM y la construcción industrializada




A diferencia de la construcción tradicional, donde se dan una serie de etapas sucesivas y bien diferenciadas desde el diseño a la finalización de las obras, con la metodología BIM todos los agentes han de estar implicados desde el principio en el modelo o así debería ser. Con la forma de hacer tradicional se dibuja y luego se construye, mientras que con BIM se construye directamente, primero de forma virtual y luego ya en el mundo real.

Prefabricación y BIM. Mismo destino


En este sentido, la construcción con metodología BIM tiene mucho que ver con la construcción industrializada. En ambos sistemas, ha de preverse todo desde la fase de proyecto, optimizando todos los recursos y controlando los costes y desviaciones temporales en proyecto y ejecución, entre otras cosas.

Podríamos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que detrás de la metodología BIM subyace una clara apuesta por la prefabricación. Este proceso sin duda nos aproxima a otras industrias, como la aeronáutica o automovilística, en las que la optimización de recursos y procesos son posibles gracias a que el producto final obtenido es la suma de muchos componentes para cuya fabricación y ensamblaje nada se ha dejado al azar.

En la construcción industrializada, a diferencia de la tradicional, los componentes estructurales (y no estructurales) del edificio no se construyen in situ, sino que se fabrican en planta y se transportan a obra, donde se montan o ensamblan. Se habla de la construcción off-site por contraposición a la construcción on-site.

Prefabricados de hormigón en la cubierta de la Ópera de Sydney, fotografía de Jorge Láscar vía Flickr CC-BY 2.0.

Mientras que en la construcción tradicional se trabaja de forma artesanal, la construcción industrializada se basa en la automatización de los procesos. Lo mismo que hace BIM: automatización de procesos y flujos de trabajo. ¿Qué es, si no, que podamos acceder al modelo, compartir la información en tiempo real mediante un software para el CDE, en vez de ir poniendo post-it en la caseta de obra para recordárselo a quien haga falta?

Vamos a ver cómo se conectan con BIM a día de hoy los dos aspectos principales de construcción industrializada: los elementos prefabricados y la construcción modular. En construcción industrializadas, dos son los materiales estrella de los prefabricados: el acero y el hormigón. Y un paso más allá es la construcción modular, es decir, donde lo que se ensambla en el sitio no son piezas simples, sino módulos complejos.

Prefabricados de hormigón

En este artículo del blog de la Asociación Nacional de la Industria del Prefabricado de Hormigón (ANDECE) se habla de cómo cómo la construcción industrializada con prefabricados de hormigón puede encajar en BIM. Los fabricantes, de hecho, ya empiezan a proveer sus familias a las bibliotecas de objetos BIM, como vemos en los siguientes ejemplos de BIMObject y la NBS (se puede hacer click para ampliar).

Otras plataformas, como Polantis, BIM&Co. o Bimética también ofrecen prefabricados en sus bibliotecas (ofrecemos un ejemplo de cada). Por supuesto, también podemos encontrarlos en otras plataformas de suscripción, como BIMMate.



El acero

El otro gran protagonista de la edificación industrializada es el acero, tanto para cerramientos como para estructura. Hierro y acero fueron protagonistas de las primeras construcciones de la era industrial, por no hablar de uno de los edificios más emblemáticos, el Centro Pompidou de París, de Richard Rogers y Renzo Piano, donde la estructura no se construye in situ, sino que se ensambla.

El Centro Pompidou, edificio sublime desde mi punto de vista, es un ejemplo de como aproximar la arquitectura a procesos industriales con un resultado evidentemente exitoso.

La terminal T4 de Madrid es otro ejemplo de como la suma de arquitectura y prefabricación puede dar resultados superlativos en términos de eficiencia y belleza.

Construcción modular

La construcción modular permite optimizar al máximo las ventajas de los prefabricados. La prefabricación del hormigón (o del acero) permite la fabricación de módulos compuestos por varias unidades listas para ser ensambladas en obra. Cuanto más se haga en la fase de diseño y en la fábrica, menos se tendrá que hacer (y deshacer) en obra.

Me permito citar de la página de Neoblock, una de las grandes empresas de construcción modular en España (las negritas son mías), sobre edificación modular:

«En la construcción de las viviendas modulares se industrializa el proceso constructivo. Se usa el término modular porque se construye por módulos. Cada módulo es fabricado independientemente, transportado y finalmente se realiza el ensamblado de todos los módulos en conjunto para formar la vivienda.

La mayor parte de la ejecución de la obra se lleva a cabo en una fábrica que posee las condiciones apropiadas de iluminación, humedad y temperatura constantes, así como la maquinaria necesaria para la producción de los diferentes módulos con diversos materiales.

Al no influir factores meteorológicos, como sucedería en una construcción ejecutada en exterior, y al gestionar cada proyecto de primera mano, la obra se realiza más rápido y con un mayor nivel de precisión. Igualmente, la construcción dentro de la fábrica permite que se dé una respuesta más ágil a cualquier necesidad o imprevisto que surja durante todo el proceso.»


Un ejemplo del uso de BIM para la edificación modular nos lo describe Ricardo García Ballesteros, de BIM Consultor, en este artículo: Servicio de construcción virtual (VDC) para Neoblock. En él se ha usado BIMPlus, de AllPlan. Otro ejemplo, en la página de ABC Modular, BIM al servicio de la Construcción Industrializada.

La optimización es un objetivo compartido tanto por la metodología BIM como por la construcción industrializada, especialmente la modular, por lo que no es de extrañar que surja de forma natural la alianza entre ambas.

Para saber más...

Sé que me salgo del tema, pero no puedo dejar de recomendar la visión de este reportaje sobre el Centro Pompidou. Véanse, especialmente, las tomas del proceso de construcción y ensamblaje, a partir del minuto 5:30 aproximadamente:





Créditos foto de portada: Centro Pompidou de París, fotografía de Jean-Pierre Dalbéra vía Flickr, con licencia CC-BY 2.0



Comentarios

  1. Como profesional del sector, me gustaría darte la enhorabuena por el artículo.
    La construcción modular a día de hoy ofrece muchas ventajas como la rapidez y el ahorro de costes por citar algunos ejemplos y ya se está viendo que en ciudades como Barcelona que construcciones así pueden ser una solución a los problemas de vivienda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Jose. Yo creo que ya no hay duda de cual es el camino que debe seguir la construcción si quiere convertirse en un sector verdaderamente competitivo y ofrecer un producto de calidad comparable a como sucede en la industria automovilística o aeronáutica.

      Eliminar

Publicar un comentario

Para poder comentar es necesario que cuentes con una cuenta Google, ya que esto implica que de antemano has aceptado la gestión de tus datos personales por parte de Google LLC, propietario de Blogger. En este caso, el envío del comentario es una aceptación explícita e inequívoca de la gestión de tus datos por parte de Google.  La finalidad de la recogida de los datos, además de permitir mostrar tu comentario, es para poder responderte por este medio. Consulta más información en Cookies y Privacidad.

Por si te lo perdiste: